Barandillas de seguridad fijas Homologadas

Es necesario que conozcamos bien el significado, los componentes, piezas y terminología que esté relacionada con este tipo de protecciones colectivas, dado que existen normas tanto de fabricación como de montaje e instalación que nos obligan, bajo el marco de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, a que estos elementos arquitectónicos que retengan el cuerpo tanto de un usuario como de un operario en caso de que se acerque a una zona de peligro por caída en altura.

No olvidemos que el peligro en altura es un concepto jurídico en el marco de la LPRL que atañe tanto al CTE bajo el que se construyen tanto los edificios como medios auxiliares o estructuras metálicas o arquitectónicas, estructuras ornamentales, adornos, decoraciones, etc.

Es por ello que era necesaria una armonización tanto de las medidas como de la configuración básica que debe tener lo que llamamos «barandilla de seguridad» para que, obviamente, sea un elemento que garantice la prevención de riesgos y la seguridad de los usuarios.

Las barandillas de seguridad pueden encontrarse varios tipos de estructuras metálicas que también llamamos como certificadas.

  • Barandillas perimetrales temporales con red de protección.
  • Barandillas de aluminio definitivas «EN 14122-3».
  • Pasarelas de aluminio o acero inoxidable «EN 14122-2».
  • Pasarelas auto portantes «EN 795».

Definición y partes que componen las barandillas de seguridad

barandillas de seguridad

barandillas de seguridad

Una barandilla de seguridad es un elemento que tiene por objeto proteger contra los «»riesgos de caída fortuita al vacío»» de personas trabajando o circulando junto al mismo.

  • Como «partes constitutivas» de la barandilla o guardacuerpo tenemos:

Barandilla: es la barra superior, sin asperezas, destinada a poder proporcionar sujeción utilizando la mano. El material será madera o hierro situado a 90 cm del suelo y su resistencia será la mencionada de 150 Kg por metro lineal.

Barra horizontal o listón intermedio: es el elemento situado entre el plinto y la barandilla, asegurando una protección suplementaria tendente a evitar que pase el cuerpo de una persona.

Plinto o rodapié: es un elemento apoyado sobre el suelo que impide la caída de objetos. Estará formado por un elemento plano y resistente (una tabla de madera puede ser utilizada) de una altura entre los 15 y 30 cm.

El rodapié no solamente sirve para impedir que el pie de las personas que resbalen pase por debajo de la barandilla y listón intermedio, sino también para evitar permanentemente la caída de materiales y herramientas. Esta faceta de su cometido hay que tenerla presente en su diseño pues es muy importante.

Montante: es el elemento vertical que permite el anclaje del conjunto guardacuerpo al borde de la abertura a proteger. En él se fijan la barandilla, el listón intermedio y el plinto.

Todos los elementos fijados al montante irán sujetos de forma rígida por la parte interior de los mismos.

Definición de barandilla como protección colectiva

barandilla de seguridad

barandilla de seguridad

«Barandilla»: es la barra superior, sin asperezas, destinada a poder proporcionar sujeción utilizando la mano. El material será madera o hierro situado a 90 cm del suelo y su resistencia será la de 150 Kg por metro lineal.

«Barandillas y plintos«, de la Ordenanza General de Seguridad e Higiene en el Trabajo: Las barandillas y plintos o rodapiés serán de materiales rígidos y resistentes.

Altura que deben tener este tipo de protecciones colectivas

La «»altura de las barandillas«» será de 80 cm, como mínimo a partir del nivel del piso, y el hueco existente entre el plinto y la barandilla estará protegido por una barra horizontal o listón intermedio, o por medio de barrotes verticales, con una separación máxima de 15 cm.

Los plintos tendrán una altura mínima de 15 cm sobre el nivel del piso.

Las barandillas serán capaces de resistir una carga de 150 Kg por metro lineal.

barandilla autoportante Hotel Hilton Barcelona

La Ordenanza Laboral de Construcción, Vidrio y Cerámica en su Art. 187 nos habla de cómo se tienen que proteger los «»huecos y aberturas»» que por su especial situación resulten peligrosos: los huecos y aberturas para la elevación de materiales y, en general, todos aquellos practicados en los pisos de las obras en construcción, que por su especial situación resulten peligrosos serán convenientemente protegidos mediante barandillas sólidas de 90 cm de altura, y en su caso, rodapiés de 30 cm también de altura de acuerdo con las necesidades de trabajo.